viernes, 18 de mayo de 2018

St. Maximilian y su entorno: arquitectura y relax

St. Maximilian hacia 1915. Foto: dominio público/
Wikimedia Commons (Bildarchiv Foto Marburg
Aufnahme-Nr. 121.113)
La iglesia católica de St. Maximilian se levanta imponente en las inmediaciones del río Isar en el barrio del Isarvorstadt. Un lugar ideal para visitar este imponente edificio neorománico al tiempo que se puede disfrutar de un tranquilo paseo o de un baño en el río, que en días calurosos como los que estamos teniendo, es un propuesta a considerar.

La Iglesia
Contruida entre 1895 y 1901, esta edificación nace de la necesidad de nuevos espacios de culto en Múnich puesto que las iglesias de la ciudad estaban super pobladas. Durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial sufrirá las consecuencias de los impactos que podemos ver hasta la actualidad, porque, durante los procesos de reforma que comenzaron en 1949, sus torres nunca recuperaron los remates que se dibujaban en el skyline muniqués.

Sus formas nos remiten a los ejemplos del románico alemán, reintepretados y con mayor grandeza. Su neorrománico conecta con el pasado arquitectónico germano, presente en las arquerías de medio punto y en la rotundidad de sus muros y su estética.

Vista desde el Reichenbachbrücke hacia el Deutsches Museum.
Foto: JaBB/flickr/CC BY-NC-ND 2.0





Las inmediaciones
Junto a la St. Maximilian, que fue conocida como la "Notre Dame del Isar", se nos aparece un entorno verde y otras edificaciones destacadas como por ejemplo el puente Reichenbachbrücke. Un puente de 135 metros de longitud que fue construido en 1842. Desde él también se puede divisar el impresionante Deutsches Museum, el museo más grande de la ciudad consagrado a estudiar los avances de la técnica y la ciencia. Pasearse desde aquí sigueindo el curso del río Isar o tumbarse a la orilla del mismo a disfrutar de los los días de buen tiempo es una de las opciones si estás en la capital bávara y quieres desconcectar del centro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario