miércoles, 29 de abril de 2015

#MAIBAUM

Seguro que muchas veces hemos pasado al lado de uno, y no nos hemos fijado. También, los habremos visto en películas, en series, en noticias de la televisión... Y no hemos puesto atención. 

Estamos hablando ni más ni menos que del Maibaum, celebrado el 1 de mayo y uno de los símbolos más tradicionales de muchas regiones del mundo, pero más conocido en Alemania. 

¿Pero qué es exactamente el Maibaum? 

Se trata de un tronco de árbol muy especial. Son necesarias muchas manos para la fabricación del Maibaum; desde expertos que seleccionan el árbol (de al menos 20 metros de alto) hasta artesanos y carpinteros que lo decoran. 

Generalmente los colores van en función de la zona. Pero concretamente, en el área de Baviera, son azul y blanco. La decoración es muy variopinta, pero generalmente representa los oficios del pueblo, la comida y la bebida típicas. 

La ceremonia de levantamiento del Maibaum supone un momento de mucho esfuerzo, pero también de celebración. En las zonas más tradicionales, todavía es levantado como antiguamente, utilizando troncos y cuerdas. 
Foto: Jürgen Schilling

Y quizás lo más asombroso de todo, es que cada pueblo compite con el vecino por cual será el Maibaum más impresionante. Y por si fuera poco, tratan de hacerse con el del vecino, y si lo consiguen (tarea complicada, ya que lo mantienen vigilado) deben pedir un rescate. Éste será en forma de comida y bebida, llamado "Brotzeit". 

¿Y por qué se celebra el Maibaum?

En el siglo XIII, comenzó como un ritual a la fertilidad y la unión de la tierra con Dios. Se realizaban bailes a su alrededor para invocar dicha fertilidad, sobre todo en las parejas jóvenes. A día de hoy, ese significado ya no alberga la misma importancia, sino que se celebra como un día especial y de unión de todos los vecinos del pueblo. Si bien es cierto, que a pesar de no tener la misma connotación que en la antigüedad, continúa siendo un ritual tradicional, donde se trabaja muy duro semanas antes para que todo se desarrolle a la perfección. 

Así que como ves, si ya eran muchas las razones por las que visitar Múnich, ahora una más. Y es que nada es comparable a admirar esta celebración, donde además podrás disfrutar de la cultura Bávara  en todo su explendor, ya que los vecinos del pueblo se visten con el típico "Tracht".


Si no tenías planes para este fin de semana, ¿qué mejor opción que esta? 


No hay comentarios:

Publicar un comentario